OutOfTopic

Nada profesional…

Entrevista Alejandro Tous

Publicado por ildapena en 6th diciembre 2007

Alejandro Tous, el protagonista de ‘Yo soy Bea’, quiso ser veterinario y bombero aunque ha acabado triunfando como actor. De pequeño traía de cabeza a sus profesores. Su sueño actual es tomarse una mistela contemplando el valle de Jalón.

AlexTous

Una escena habitual de mediados de los ochenta en el colegio Sagrado Corazón de Alicante: ¿Dónde se habrán metido?, Se preguntan los profesores, el director, todo el equipo de limpieza, el conserje… Nadie mejor que el alicantino Alejandro Tous conoce los entresijos de esa escuela, cualquier hueco le valía para idear una de la suyas. Él y su hermano gemelo se convirtieron en el quebradero de cabeza de todos los trabajadores del centro.

“El colegio era muy grande, pasábamos todo el día allí y teníamos demasiado tiempo para pensar. Conocía cada palmo, desde las vallas hasta los tejados”, explica el actor alicantino. Llegaron a ser tan “folloneros” desde la última fila en la que se sentaban que los profesores no tuvieron más remedio que separarlos de clases. Pero para sorpresa de muchos, y a pesar de todo lo dicho, el pequeño Alejandro era un buen estudiante. “Quería ser veterinario. Con 14 años recogí a un perro, lo metí en casa y pasé toda la noche con él. Mis padres no querían vivir con animales, pero por la mañana se subió a su cama y después del pertinente enfado y bronca, conseguí que se quedará”, recuerda el alicantino.

La única asignatura que no se le daba bien era ¡atención!: “La educación física”. Y eso que el pequeño Alejandro fue el inventor de un nuevo deporte que causaba furor en el colegio: “El surf de las escaleras. Cogía una silla o un pupitre lo ponía en la barandilla, me subía arriba y a surfear hasta el final del tramo”. Es un ejemplo de una travesura a lo Tous. Dice el actor que sus padres no ganaban para sustos ni para ropa. A pesar de todo el ejercicio físico que realizaban en el colegio, los pequeños tenían tiempo y ganas para más y si estaban demasiado callados, mamá Tous comenzaba a sospechar que los angelitos estaban tramando algo.

Mientras era escolar no se le daba bien la gimnasia pero cuando se hizo algo más mayor, las cosas cambiaron. Alejandro estuvo preparándose para ser bombero en su ciudad natal. Un trabajo que le atraía y que ya había vivido en sus carnes desde la barrera: “Hay una imagen tradicional en las cremà de las hogueras de Alicante. Siempre hay un grupo de personas que empieza a pedir agua a los bomberos. Hace unos años, uno de ésos era yo”. Los hermanos Tous siempre han vivido la fiesta intensamente. Alejandro recuerda ir al casal a comer, a cenar, y a vivir “porque no salíamos de allí”. Con unos cuantos años más cambió las meriendas en la comisión por las mistelas en la playa de San Juan.

Fruto de una noche de mistela fue su primera incursión en el mundo de la interpretación: “Unos amigos nos planteamos hacer un corto a la aventura”, rememora. El proyecto tuvo financiación, producción, realización y dirección propia: “Nos fuimos al mercadillo de Guardamar del Segura y empezamos a vender camisetas a 50 pesetas o cualquier cosa que encontrásemos por casa. Uno vendió el microondas de su madre”. Al final el cortometraje salió a flote con 250.000 pesetas y la ilusión de un joven Tous al que le había picado definitivamente el gusanillo de la interpretación. “Entré en el grupo de teatro universitario y al final me mudé a Madrid, que es la primera división para los actores”. Desde entonces ha hecho televisión, teatro, cine y hasta tiene su propia productora.

A pesar de ese currículum, ha sido “Don Álvaro” de Yo soy Bea el que le ha dado repercusión mediática a la vez que le ha dejado “sin vida propia”. Ahora “no me quejo”, pero sí que echa de menos ir a Alicante. “Añoro además de la familia y los amigos, el sonido del mar y el olor a pólvora”. En el último año, Alejandro sólo ha podido escaparse tres veces a su ciudad y es que su jornada de trabajo agota sólo de leerla: “Me levanto a las siete, y de ahí al estudio. Empezamos a grabar a las ocho de la mañana y acabamos a las ocho de la tarde. Es el momento de repasar y estudiar mi personaje hasta las tres de la madrugada.

Sin apenas tiempo libre, su sueño “sería tener unos días para irme a la Llosa de Camacho”.

Post relacionados

  • Alejandro Tous
  • Los guapos de la tele, según Hola
  • Alejandro Tous: breve biografía
  • Alejandro Tous, estrena película “Spinnin”
  • Entrevista a Alejandro Tous sobre Spinnin
  •